El masivo desembarco de Penguin Clásicos en España

Desde el 14 de mayo en las librerías españolas abundan los ejemplares de un nuevo sello editorial que, sin embargo, es un referente mundial en la edición de bolsillo de libros clásicos: Penguin Clásicos ha comenzado su andadura en nuestro país de la mano de su casa matriz Penguin Randon House publicando una selección excelente de clásicos hispánicos y universales, por ahora mandan los británicos, William Shakespeare, cómo no, Daniel Defoe, Conan Doyle, Marlowe, aunque también, en deferencia al idioma, Miguel de Cervantes. La idea es expandir un sello que pertenece de pleno derecho al imaginario cultural del siglo XX como la editorial que democratizó el mundo del libro, la que inventó el libro de bolsillo, lo que no es cierto en término alguno, pero sí es mérito suyo el haber sabido erigirse en referente de esas características. Aquí es fundamental entender el papel preponderante que el inglés adquirió después de la Guerra Mundial, que hizo que una colección modélica en sus planteamientos, pero no la única, se erigiera en solitario con un prestigio que no le correspondía por sus solos méritos.

Ni que decir tiene que España es el trampolín para una introducción masiva en el continente americano que comprende a paises como México, Colombia, Argentina, Chile, Uruguay y Perú, países que contarán con ediciones propias y desde donde se distribuirán ejemplares a Venezuela, Ecuador, Bolivia, Guatemala, Costa Rica, Panamá, Puerto Rico,Cuba y Estados Unidos, en que se pone el ojo en la población hispana, enorme, de tendencia cada vez mayor a gozar de un estatus cultural hasta ahora ausente de una población emigrante en su gran mayoría.

La programación prevista para estos dos próximos años prevé la publicación de unos 36 títulos que en su mayor parte procederán de las ediciones para el mercado anglosajón de Penguin Classics, lo que por un lado es un aval, pero con introducciones realizadas por especialistas españoles. Los títulos que se encuentran ya en las librerías son prometedores y en las portadas predominan elementos muy modernos, ausentes en las portadas de suss correspondientes anglosajonas, que se decantan más por las referencias a pinturas y grabados de época: destaca la versión bilingüe de Macbeth realizada por Agustín García Calvo, o la de Hamlet, espléndida, de Tomás Segovia. Esto en lo referente al apartado shakesperiano, que no puede faltar en catálogo proveniente del mundo anglosajón. De los clásicos españoles se han editado el Cantar del Mío Cid, a cargo de Eukene Lacarra o el Quijote, en edición de Florencio Sevilla, así como la publicación de las Novelas ejemplares que ha llevado a cabo José Montero en merecida edición. De los libros que he hojeado con fruición destacaría la de la edición completa, Teatro y Poesía, de Christopher Marlowe, en traducciones de Aliocha Coll, Andrés Ehrenhaus y Andreu Jaume, con una estupenda introducción de este último, gran especialista en el teatro isabelino y al que se deben ediciones excelentes, como la edición de las Obras Completas, de William Shakespeare o la de la reciente La Tierra baldía, de T. S. Eliot.

Están anunciadas el Robinsón Crusoe, en traducción de Julio Cortázar, la serie de Sherlock Holmes a cargo de Esther Tusquets y Juan Camargo y nuestro El conde Lucanor, de don Juan Manuel, a cargo de José Manuel Fradejas. Por otro lado, José María Díez Borque es el encargado de dirigir la colección de clásicos hispánicos, y él mismo es el que ha realizado la publicación de El castigo sin venganza, de Lope de Vega, autor del que es destacado especialista desde los lejanos años sesenta en que comenzó a dar clases en la Complutense. Digo esto porque le tuve de profesor en aquellos años y de lo de Lope de Vega doy constancia gozosa.

La irrupción de Clásicos Penguin entra dentro del reparto de lo que queda, que es mucho, del pastel de la edición de papel en el mundo, que se mueve ya en una estrategia global, es decir, irremediable, y en este contexto el grupo editorial Penguin Random House es una de las grandes empresas del mundo. Clásicos Penguin comenzó su andadura en 1946, hay que incidir en la fecha, un año después de que acabara la guerra, cuando comenzó en Inglaterra una nueva era que desembocó en la implantación del estado de bienestar, con la traducción de Ev Rieu de la Odisea, de Homero. Rieu fue el primer director de la serie y tuvo la idea rompedora de encargar a autores de aquella época, como Robert Graves o Dorothy Sayers traduccciones de clásicos con la feliz intuición, certera, de que sólo de esa manera se solucionaría el rancio sabor que hasta entonces poseían las traducciones de clásicos.

Ideas de este calibre han forjado la leyenda de Penguin, pero sería injusto no referirnos a la pionera de las ediciones de bolsillo, la alemana Tauschnitz, que realizaba publicaciones baratas en los tiempos de la I Guerra Mundial y que en los años veinte tenía una colección de autores en inglés, o entre nosotros, la maravillosa Colección Universal, de Calpe, en los años veinte, que luego, bajo el patrocinio de Ortega y Gasset, cogió el relevo con la colección Austral, o El Libro de Bolsillo, de Alianza Editorial, en los años sesenta que se abrió precisamente con un libro de Ortega y cuya labor continúa hoy… en fin, Punto Omega, de Ediciones Guadarrama… unos años que representan la irrupción de las clases trabajadoras a la lectura. Bueno es recordarlo, ahora, en tiempos de laureles, de baratura extrema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s