Sara Ramo, luz y tinieblas

Juan Ángel Juristo / Madrid
 
Dentro de los actos programados por PHOTOESPAÑA, que convierte a Madrid por unos días en una de las ciudades obligadas donde se dan cita los amantes de la fotografía, se inscribe esta obra ‘Desvelo y traza’, de Sara Ramo, que se ha inaugurado en el Espacio Abierto X Obras en Matadero Madrid y que estará entre nosotros hasta el 31 de agosto, cuando se traslade ya en octubre al espacio de arte Centro La Panera, en Lérida. Es una de las obras más curiosas que pueden contemplarse ahora en la ciudad, tanto por la concepción de la misma, una apuesta poética de alto vuelo, como por la técnica empleada para llevarla a cabo.
Fui una tarde y tuve que esperar a que dieran la hora para poder entrar, porque para verlo hay que ajustarse a un horario. ‘Desvelo y traza’ trata de un espacio muy abierto, en realidad es una nave enorme, donde se ofrece al visitante una silla y por un tiempo de quince minutos tiene que estar adivinando formas en ese espacio donde se encuentra sentado. Un espacio en completo silencio y en el que, según transcurre el tiempo, comienzan a adivinarse formas, luces, en un alarde de proyección del imaginario personal de cada uno. La entrada se realiza cada media hora y un acomodador, al final, hay que entrar en completa oscuridad, guiado sólo por la luz de la linterna del mismo, explica el modo en que la instalación se ha realizado.

Insisto. Fui una tarde y entré solo. Así que me senté en una silla de respaldo algo rococó, la que me indicó el acomodador, que se limitó a decirme que volvería a recogerme en quince minutos. El espacio estaba completamente a oscuras salvo una tenue claridad que se adivinaba al fondo y que tomé como un espejo, imagen recurrente que, más tarde, hablando con el acomodador, me dijo que era habitual se tomara por tal. Poco a poco las luces, frías, de resplandor casi fantasmagórico, apenas dejaban entrever bultos, formas, y comencé a adivinar algo que parecía recostado, por tanto imaginé una figura humana, pero me di cuenta que si ladeaba la cabeza la perspectiva cambiaba y que lo que uno en un momento tomaba por un objeto de determinadas dimensiones, al cambiar la dirección de la mirada, la perspectiva se alteraba enormemente.

Poco a poco, ya dije, las luces fueron ganando terreno a la oscuridad y convirtieron el espacio en un lugar de intenso sentimiento onírico hasta que al transcurrir el cuarto de hora, luz y oscuridad, lo entrevisto en la penumbra, terminaba por armonizarse. El acomodador, al entrar para ayudarme a salir con su linternita pequeña, me explicó entonces hecho que en realidad es una obviedad, que la sala estaba iluminada con luz fría Led y que mantiene siempre el mismo grado de intensidad lumínica. Lo que la artista ha calculado ha sido la adaptación del ojo humano a esa luz fría y el resultado, ya digo, es espléndido, de una intensidad poética poco común. El acomodador me explicó que los objetos están formados por desechos de otras instalaciones, y que lo que la artista ha querido ha sido imitar ese espacio entre la vigilia y el sueño, así dijo, es decir, la duermevela, que precede al acto del dormir. Salí solo. Y sorprendido.

Sara Ramo es una joven artista madrileña que triunfa a su manera por medio mundo. Se ha ido a Lyon a la inauguración de ‘Imagine Brazil’, país al que pronto se trasladará para participar en varias exposiciones en Belo Horizonte y Sao Paulo, lugar donde expondrá individualmente en el Centro Universitario Maria Antonia. Sara Ramo mantiene cierta obsesión por indagar en esos instantes en los que luz y oscuridad se confunden. Su anterior trabajo se titulaba ‘Penumbra’ . Fue en 2012 y lo realizó para la Fundación Eva Klavin, de Río de Janeiro, dentro de ‘Proyeto Repiraçao’. A Sara Ramo le fascinó la historia de Eva Klavin, que a partir de cierta edad, decidió vivir de noche. Se despertaba al anochecer y dormía de día. Pero llevaba una intensa vida social, y ofrecía cócteles en su casa y conciertos, asistía al dentista y el médico de cabecera la visitaba… sólo que de noche. A Sara Ramo le asaltó la idea de que vivir en esa oscuridad era experimentar un espacio onírico no imaginado sino vivido a fuerza de acostumbrarse a lidiar con las penumbras, esos momentos en los que cualquier objeto se convierte en fantasmal y afloran nuestros terrores más íntimos, más arraigados en la infancia.

La artista cambió algún objeto en el dormitorio de la mujer y nadie consiguió adivinar qué objetos se encontraban por allí e imaginaban las cosas más curiosas, más terribles también. Es razonable pensar que aquella ‘Penumbra’ está en el origen de ‘Desvelo y traza’, pero Sara Ramo no se limita sólo a estas indagaciones lumínicas, también luminosas, sino que actúa en función de lo que le dicta cada espacio en que trabaja. Para la Bienal de Sharjan, realizó ‘The Garden from Free Zone’, y no estaba segura de si llevaría a cabo el encargo hasta que descubrió un edifico abandonado que le pareció el idóneo para realizar la instalación.

Sara Ramo, que vive entre Madrid y Belo Horizonte, cree que lo importante, lo esencial, es reflexionar sobre el lugar del artista dentro del contexto en que se produce el arte, donde está expuesto a las manipulaciones de las instituciones, a lo que impone el mercado y los juicios de los comisarios y críticos sobre los temas que son importantes. Todo un programa de revuelta conceptual donde el ensueño forma parte de un entramado de cierta resistencia a lo establecido.

Artista de los procesos simples en apariencia, en los que se insiste en la esencia emocional de las cosas pero que lo único que busca es el instante, ese donde se produce la quietud… para mejor relacionarse con el mundo.


5 / 5 (1 votos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s