Rimbaud, cuando la Modernidad se hizo moderna

Hay libros legendarios, casi se diría míticos que adoptan cierto halo supersticioso entre sus contemporáneos y las sucesivas generaciones. Ese halo se incrementa en los tiempos modernos, cuando la religión, debilitada, no es capaz de establecer un orden de prioridades entre el sentimiento artístico y el sacro, no digamos del místico. ‘Iluminaciones’, de Arthur Rimbaud, es uno de esos libros. Es más, se le considera el libro fundacional de la Modernidad más moderna, no de la Modernidad, que es cosa de Baudelaire. Ahora, nos llega en nueva traducción en edición bilingüe de Xoan Abeleira, responsable de una introducción muy prolija sobre el libro y sus diversas interpretaciones. Ha sido publicado por Bartleby Editores cuya colección de poesía goza de relevante excelencia. Recordemos de paso, que ahí se ha publicado una nueva versión de ‘La antología de Spoon River¡ o a esa enorme escritora que es Wilslawa Szymborska. Títulos que justifican por sí solos una colección.

Xoan Abeleira es un estudioso de la poesía e incurre en ella, y, además, es un traductor cabal y persistente. Yo le conocí hace muchos años y en aquel entonces, Juan Abeleira como era conocido en aquellos años porque sabíamos que era gallego pero nacido en Venezuela, era persona muy culta y sagaz. Parece ser que este libro le ha llevado muchos años, lo que aleja a éste de ser frustrante y motivo de alegría y goce. Porque sucede que ‘Iluminaciones¡ es el libro donde las Modernidad se hace moderna, y, por ello mismo, es libro que ha estado sujeto a múltiples interpretaciones y versiones. La razón consiste en que, quizá por primera vez, o por lo menos, por primera vez realizado de manera consciente, la poesía es tomada en su esencia, es decir, como expresividad dotada de una especifididad única y que comienza y acaba en el significado que otorga. Ni más ni menos.

Xoan Abeleira se ha enfrentado a un libro legendario, fundacional y eso es una grave responsabilidad. Como lo ha realizado con seriedad podemos afirmar que esta versión es grande, ajustada y sujeta a debate, que es condición indispensable de los libros de trascendencia. Ha realizado una introducción de ochenta páginas con abundancia de notas ya que es libro hermético y, por si fuera poco, da cuenta de las controversias a que ha estado sujeto desde su publicación. Un lujo.

Poco tengo que decir de un libro como éste, no me apetece repetir las mil y una obviedades que se han convertido en opacas por repetirlas hasta la saciedad, salvo que es uno d e los grandes de la poesía occidental y quizá el libro más misterioso de ese ser tan misterioso y dotado de leyenda como era el propio poeta.

Del riesgo de la versión de Abeleira da cuenta el hecho de que ha traducido el termino discretion, cuya versión tradicional no daba cuenta de ciertas realidades, por otro más acorde con la experiencia que Rimbaud tuvo con el hachís Discretion sería término que destruye las convenciones en que opera nuestra mente y se abre a nuevas expectativas. Xoan Abeleira, por tanto, ha realizado una versión tan nueva de las ‘Iluminaciones’ que es lo único reseñable de un libro reseñado hasta lo monstruoso.

Y digo que conviene tener en cuenta esta versión porque creo que lo único reseñable de un clásico de la poesía son sus versiones y siempre teniendo al lado el original. Si el francés ha hecho la literatura francesa, el inglés la inglesa y el español la española, las traducciones han hecho la literatura universal, aquella “Weltliteratur” con la que soñaba Goethe, al que siempre hay que citar porque es el gesto de la autoridad bien utilizada.

Y digo esto porque hay versiones muy buenas del libro. La de Ramón Buenaventura, por ejemplo, que es un excelente traductor, pero lo cierto es que esta versión de Abeleira posee la ventaja de que coge el toro por los cuernos, condición indispensable en la cultura sin que nos lo tenga que decir Michel Leiris, y lo hace atendiendo a la pasión desmedida por una obra aliada a un aparato crítico y textual considerable.

Me ha gustado, así, el hecho de que haya titulado el libro ‘Painted Plates’, que es como Rimbaud quería titularlo en un principio. En este gesto conviene no ver cierto orgullo desmedido de traductor hay uno, magnífico, que nos ha cambiado ‘La metamorfosis’, de Kafka, por ‘La transformación’, que es lo mismo, salvo que con tono más democrático, dando a entender que ningún traductor antes que él se había percatado del asunto, sino algo mucho más honesto, la discreción y la modestia que todo crítico y estudioso debe tener ante el creador que presenta.

Xoan Abeleira ha realizado una magnífca edición de un clásico, y es loable y excelente el que lo haya hecho. Conviene ponerle como ejemplo, no tanto de acierto, que también, sino de actitud. Ya digo, a los clásicos conviene renovarlos traduciéndolos cada quince años. La cosa es urgente porque cada nueva generación entiende a los clásicos renovándolos en su lenguaje actual y en eso consiste la cultura.

Esta versión es, por ahora, la que conviene a nuestro tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s