¿Qué es lo que hace a Hamilton tan fascinante…?

Juan Ángel Juristo / Madrid
El Pop Art abre el verano expositivo en Madrid, con Hamilton como estrella
El mes de junio dos exposiciones tendrán como tema central el arte pop: el Thyssen inaugura el 10 de junio la muestra ‘Mitos del pop’, donde se expondrán más de cien piezas de artistas como Andy Warhol, Tom Wesselmann, David Hockney, Lichtenstein, Rauschenberg… y el 27, el Reina Sofía abre su magna retrospectiva sobre Richard Hamilton, el artista británico convertido ahora en precursor del Pop, del posmodernismo, de la instalación y de tantas otras actitudes del arte actual. La retrospectiva del MNARS está llamada a ser una de las grandes del año y, desde luego, la más importante dedicada a la obra de un artista como Hamilton. Nada menos que 256 obras que poseen carácter exhaustivo. La muestra, comisariada por Paul Schimmell y Vicente Todolí y que contó con la colaboración del propio Hamilton, que supervisó la exposición hasta poco antes de su muerte, estuvo desde hace unos meses en la Tate Modern londinense, cosechando un gran éxito de público. Hamilton, una vez más, se presenta como un artista atractivo, lleno de fascinación….
Esta exposición, además, es resultado del compromiso que el artista adquirió con el Museo en 2010 cuando vino a España a presentar un cuadro suyo inspirado en ‘Las meninas’ de Velázquez. El artista compartió espacio nada menos que con Goya y Picasso, amén del original velazqueño, y, emocionado, concibió la idea de una gran retrospectiva sobre su obra en una ciudad que le gustaba. De ahí la implicación también de Vicente Todolí, que dirigía la Tate Modern… el resultado ha sido un año concedido enteramente a Hamilton, la mitad en Londres y la otra en Madrid. La muestra recoge en puridad prácticamente toda la producción de su obra, pues se extiende desde 1949 a 2011, con la aportación, por si fuera poco, de cinco instalaciones, una de ellas, además, reconstruida expresamente para esta exposición, realizadas con enormes medios y que convirtieron, como tantas otras cosas, a este artista en un adelantado de su tiempo. Se trata de ‘This Is Tomorrow’, y ‘Anexo’, así como ‘El hombre, la máquina y el movimiento’ y, desde luego, ‘crecimiento y la forma’, que fue la primera instalación de Richard Hamilton presentada en el Institute of Contemporary Art de Londres en el año 1951.

Es curioso que mientras el MNARS expone la obra de Hamilton, el Thyssen abra una muestra colectiva del arte pop, comisariada por Paloma Alarcó, donde se quiere dar una visión cínica, crítica, desencarnada, del capitalismo consumista de los años 60. Algo loable y que, desde luego, estaba en la mente de Hamilton, pero que no nos atrevemos a asegurar compartiesen todos los artistas englobados en ese movimiento. En cualquier caso el Pop Art, que siempre estuvo valorado como una manera banal y acomodaticia de concebir el arte conoce ahora una versión más crítica de su aportación con respecto a ser símbolo crítico de una época del capitalismo emergente y fácil, en contraste con la austeridad propia de los años de posguerra, del expresionismo abstracto.

Lo cierto es que la paternidad de la palabra Pop Art se debe a Richard Hamilton, pero también su definición, no superada hasta ahora: evidentemente popular, es decir, efímera, desde luego, y que se dirige a soluciones a corto plazo; fungible, claro, porque se olvida con facilidad; tramposa, entonces, evidentemente sexy y, sobre todo, un gran negocio.

La exposición nos trae multitud de formatos y materiales: fotos, grabados, pinturas, dibujos, imágenes generadas por ordenador, fotografías, colaboraciones con otros artistas… algunas de ellas símbolos del arte del siglo XX… pongamos por caso, ese fascinante collage, ‘Just What Is It That Makes Today´s Homes So Different, So Appeiling?’, ‘ Qué es lo que hace que las casas de hoy sean tan diferentes, tan atractivas?’, pongamos la serie dedicada a ‘My Marilyn’, que prefiero sobremanera por su tratamiento a la de Warhol, más facilona, ese ‘Interior’, de 1964, que define en una mezcla ajustada de pintura, collage y relieve de metal gran parte del imaginario de los ‘sixties’ en Gran Bretaña.. en fin, un Tony Blair vestido de vaquero, a la altura de un presidente tejano, algo insultante en el inconsciente británico, por lo que tiene de reconocimiento del decadentismo de la isla a favor de sus primos del otro lado del mar, en fin, un Mick Jagger esposado…

En fin, Richard Hamilton o la fascinación del artista que hace de la indagación su destino. En realidad este hombre fue un especie de artista definido por su inquietud, algo que respiraba en su presencia física, en sus ojos de ardilla. Lo tenemos haciendo diseño industrial en la posguerra y fundando junto a Paolozzi, Nigel Henderson, Lawrence Alloway, el Independent Group, que aglutinó lo mejor de lo que se hizo en el ICA de Londres, luego, el padre del Pop Art, de nuevo diseñador industrial realizando el ‘The White Album’, de Los Beatles, en 1968, creando con ello un modo minimalista muchos años antes del movimiento, temprano reivindicador de la figura ya incuestionable, de Marcel Duchamp, temprano, también, creador de instalaciones, como las que nos será otorgado contemplar en el Reina Sofía…

Richard Hamilton, el habitado por el modo de ser velazqueño.


5 / 5 (4 votos)
    • Deja comentario
    • Imprimir
    • Recomendar artículo
    • Aumenta fuente
    • Disminuye fuente

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s